Hoy las empresas recopilan y analizan datos como nunca antes. Según las tendencias actuales, los datos están en constante crecimiento y las compañías deberían poder obtener conocimento útil de los datos. Sin embargo, la mayoría de las organizaciones son cada vez más ricas en datos pero con pocos conocimento, ya que se estima que solo el 1% de los datos se analizan correctamente.

A medida que las empresas aspiran a estar más orientadas a los datos, gastan demasiado en capturarlos en lugar de descubrir conocimento valioso. Los datos tienen mucho valor potencial para las compañías, pero es inútil si los empleados no pueden examinarlos correctamente. Además, muchas empresas luchan por administrar los datos a medida que se expanden a la velocidad de la luz.

En esta publicación, nos hemos centrado en algunos consejos para reducir estos problemas.

  1. Tener objetivos comerciales claros: cada negocio debe tener objetivos claros para organizar y priorizar qué datos les importan. Cuando los objetivos están claramente delineados, es mucho más fácil definir los KPI y comprender lo que las empresas necesitan recolectar.
  2. Considerar la calidad de los datos: muchas compañías luchan por distinguir los datos buenos de los malos. Por lo tanto, es importante centrarse en la calidad de los datos y detectar aquellos que son buenos y útiles.
  3. Responder preguntas comerciales específicas: las empresas deben centrarse en responder preguntas específicas para ser más productivos y descubrir algo interesante en los datos recopilados.
  4. Ser objetivo: es importante que las compañías se centren en la objetividad para que puedan encontrar más conocimento en sus datos. Al pensar subjetivamente, los empleados pueden no ser capaces de detectar aspectos importantes ya que se concentran en "lo que quieren ver".
  5. Considere un contexto amplio: al examinar los datos, las empresas deben tener un contexto amplio. Si están completamente equipados con información sobre sus contextos internos y externos, pueden desbloquear aspectos que podrían no ser fáciles de detectar sin ellos.
  6. Visualisar datos: es importante que las compañías utilicen técnicas de visualización de datos, como gráficos y tablas, para examinar mejor los datos recopilados.
  7. Usar la tecnología para organizar y administrar datos: A medida que aumenta el volumen y la complejidad de los datos, las personas comienzan a tener dificultades para administrarlos manualmente. Por lo tanto, se han introducido máquinas de IA para ayudar a las organizaciones a lidiar mejor con big data a diario.
  8. Contratación de talentos analíticos: centrarse en contratar las mentes analíticas es la clave para que las empresas tengan éxito. Además, la integración de talentos analíticos con una herramienta tecnológica inteligente ayudaría a las empresas a destacarse entre la multitud.

En un mundo donde los datos son omnipresentes y las compañías tienen dificultades para detectar aspectos relevantes, tener un enfoque es esencial. Siguiendo los consejos descritos anteriormente, las empresas pueden comprender las características relevantes de los datos recopilados y destacar entre la multitud.